Libros electronicos


Historia de los libros electrónicos (parte I): Sin tinta electrónica

La historia de los libros electrónicos empieza aproximadamente diez años atrás. Hoy por hoy, sigue construyéndose basada en las mejoras que se le hacen a los dispositivos y a la acogida por parte del público lector.

A continuación trataré de contar la historia de los libros electrónicos, mencionando el primer proyecto que digitalizó libros impresos; los primeros libros electrónicos en ser vendidos; los distintos dispositivos que permiten leerlos, tanto hardware como software; y los problemas en cuanto a formatos de lectura y su solución la norma Open eBook.

- Primer proyecto que digitalizó libros impresos:

Proyecto Gutenberg

El nacimiento de los libros electrónicos empieza como la digitalización de libros impresos, tal vez esa es la razón principal por la que todavía sigue siendo la característica principal de esta clase de productos. Se crean en 1971 por Michael Hart, fundador del grandioso “Proyecto Gutenberg“, que hoy en día es la biblioteca en línea con la colección más grande de libros electrónicos gratuitos.

- Primeros libros electrónicos en ser vendidos:

Random House

La siguiente noticia sobre libros electrónicos se da diez años después con la publicación del “Random House’s Electronic Dictionary“, editado y puesto a la venta por “Random House“.

“La verdadera expansión del libro digital llegó en marzo del 2001 cuando el famoso novelista Stephen King, apoyado por la editora electrónica Simon&Schuster, lanzó en exclusiva a través de Internet su novela Riding the Bullet, que en tan sólo 48 horas vendió 500 mil copias, cada una en 2 dólares y medio; un mes después, Vladimir Putin publicó en red sus memorias.” (Ciberhábitat, 2003, http://ciberhabitat.gob.mx/biblioteca/le/index.html)

Stephen King

 

La imagen fue descargada del sitio: http://ciberhabitat.gob.mx/biblioteca/le/index.html

- Dispositivos que permiten leer libros electrónicos:

1. Computadores

Teniendo un computador con programas como el Adobe Acrobat e-book Reader, el Microsoft Reader, el Glassbook o el Netlibrary eBook Reader, es posible leer un libro electrónico. Más adelante explicaré en qué consiste cada aplicación.

2. E-books o libros electrónicos:

Actualmente existen varios lectores de libros electrónicos, para mostrarlos los organicé cronológicamente:

- Rocket e-book (1996):

Rocket ebook

 

La imagen fue descargada del sitio: http://www.atpm.com/6.05/rocketebook.shtml

- Características: hice una traducción de la página http://www.atpm.com/6.05/rocketebook.shtml

Compañía: NuvoMedia, Inc.

Web: http://www.rocket-ebook.com/ (a propósito ya no existe).

Precio: $269 (versión pro – 16 MB) y $199 (versión estándar – 4 MB) (cuando salió al mercado)

Peso: 22 oz.

Dimensiones: 5 x 7.5 x 1.5 pulgadas (12.7 x 17.8 x 3.8 cm)

Requerimientos: Macintosh potente, MAC OS 8.5 o mejor, 10 MB de RAM para el software del Rocket eBook, un puerto serial (máquinas con puerto USB requieren un adaptador de USB a serial), acceso a Internet y buscador web.

- Infomación adicional: En la versión estándar (4 MB) se pueden almacenar 10 libros con una cantidad de páginas regular o 4,000 páginas. Y la versión PRO, 40 libros o 16,000 páginas. Por otro lado, la pantalla es a blanco y negro con una resolución de 106 dpi, o 480 x 320 pixels, en una pantalla táctil de 4.5 x 3 pulgadas. En cuanto a lo que contiene están: una barra de desplazamiento; un orientador de página, que permite al usuario leer de forma vertical u horizontal en la pantalla; un índice de títulos y un menú de opciones como: marcado de páginas, subrayado, etc.


- Softbook (1998):

Softbook
La imagen fue descargada del sitio: http://www.atpm.com/6.05/softbookreader.shtml

 

- Características: hice una traducción de la página http://www.atpm.com/6.05/softbookreader.shtml

 

Compañía: SoftBook Press

Web: http://www.softbook.com/ (a propósito ya no existe).

Precio: $599.95 o “299.95 más $19.95 por mes de “paquete de contenidos” por 24 meses. (cuando salió al mercado)

Peso: 22.9 libras (1.3 kg) Dimensiones: 8.75 x 10.5 x 1.25 pulgadas (22 x 26.75 x3.25 cm)

Requerimientos: línea telefónica análoga de llamadas locales para descargar los libros, en USA y Canadá únicamente; conexión a internet e Internet Explorer o Netscape 4.0 para ver el contenido del texto.

Requerimientos para publicaciones personales: Macinctosh potente con 10 MB disponibles de RAM, sistema 7.5 o posterior, Microsoft Word 98.

- Información adicional: la información que se inserta al aparato además de poderse bajar de internet, también se puede hacer a través de flash cards, permitiendo almacenar hasta 100.000 páginas. Este lector de libros electrónicos fue presentado por primera vez el 30 de agosto de 1999, en la feria Seybold de San Francisco; y premiado el 18 de octubre de 1999 por el Atheneum de Chicago con el premio del Museo de Arquitectura y Diseño.

- Librius Millenium e-book (1998):

Librius Millenium e-book

La imagen fue descargada del sitio: http://www.admiroutes.asso.fr/action/theme/science/livrelec.htm

Características: Es del tamaño de una hoja de papel, pesa 500 g, tiene una pantalla LCD, tiene la capacidad de guardar 10 libros de tamaño normal, la batería dura aproximadamente 18 horas, su costo fue de $200 a $500. Los libros se descargan de la librería online.


- Everybook (1999):

Everybook

 

Everybook

Las dos imágenes fueron descargada del sitio:
http://www.acadia.org/competition-98/sites/integrus.com/html/library/tech/www.everybk.com/index.htm

 

 

- Características: A diferencia de los libros electrónicos este tiene dos pantallas a color que asemejan a un libro impreso. Cada pantalla tiene una resolución de 1280 x 1024 pixeles. Sus dimensiones son de 8.5 x 11 pulgadas. Su precio cuando salió al mercado estuvo entre $500 y $2000.

- Summerwood LunchBook (1999):

Summerwood LunchBook

La imagen fue descargada del sitio:

http://www.the-office.com/solutions/summerwood2.htm#whatis


- Franklin Ebookman (2000):

Franklin ebookman
La imagen fue descargada del sitio:

Franklin EBM-901 eBookman (Metallic Black)

Franklin EBM-901 eBookman (Metallic Black)

Buy from Amazon

 

- Características:

Dimensiones: 5.2 x 3.4 x 0.7 pulgadas

Peso: 6.4 onzas

Más información: es una nueva serie de PDA, pero llamada libro electrónico, tiene una pantalla de 200 x 240 dpi, en nivel 16 bits de grises. Los libros pueden descargarse de Microsoft Reader y la librería de la misma empresa (Franklins). Por otro lado, se pueden oír audiobooks, tiene la posibilidad de insertar texto a través de la pantalla táctil, escuchar y grabar mp3, y funciona con pilas AAA.

- Cytale (2000):

Cytale
Imagen descargada de: http://www.bestofmicro.com/p/cytale/cytale-cybook/none/S0826767

 

“En un panorama dominado por la industria estadounidense, destaca este libro electrónico fabricado en Francia, y presentado hace un mes en el Salon du livre de París. Al igual que el Softbook, se recarga directamente desde el teléfono. Tiene memoria para 15.000 páginas ampliable a 50.000.

Su mayor novedad es la elegancia del diseño, y el hecho de tener pantalla en color. El mayor problema parece ser el peso: cerca de un kilo. Su precio ronda las 100.000 ptas. Anuncian un catálogo disponible de un millar de títulos.” (Millán, 2000, http://jamillan.com/efecking.htm#dedicados)

- Hanlin (L12 JEWC111U-FDD):

 

Hanlin

Imagen descargada de: http://www.jinke.com.cn/compagesql/English/embedpro/prodetail.asp?id=6

 

 

Con este dispositivo, uno de los viejitos de la compañía Tianjin Jinke Electronics Co., LTD, termino la primera parte de libros electrónicos, esos que hacen parte de la primera generación (no utilizaban la maravillosa tecnología tinta electrónica o e-Ink).



Clasificación de los libros electrónicos

Como ya dije, los libros electrónicos todavía siguen rigiéndose por los impresos, así que la mayoría son de tipo “textual”. Pero como existen muchos otros es importante conocer cuáles son, para de esta forma ampliar la visión con respecto a lo que puede contener un libro electrónico. A continuación una clasificación basada en la monografía “El libro electrónico: el caso de tecnologías de información y las comunicaciones aplicadas a la educación” (Malagón y Frías, 1997, http://www.monografias.com/trabajos31/libro-multimedial/libro-multimedial.shtml) y una hecha en el libro “De la multimedia a la hipermedia” de Díaz, Catenazzi y Aedo.

1. Libro textuales: compuesto únicamente por texto, páginas organizadas en forma lineal.

2. Libro parlante (Audiobook): incluye sonidos grabados, pueden ser narraciones de páginas de información.

3. Libro de dibujos estáticos: Contiene sólo imágenes.

4. Libro de dibujos animados: Contiene animaciones y videos en movimiento.

5. Libro multimedia: Combina texto, imagen, animación, video y sonido.

6. Libro polimedia: utilizan diferentes medios para transportar sus informaciones. Por ejemplo: papel, CD-ROM, discos ópticos, redes, entre otros.

7. Libros hipermedia: son libros multimedia, pero con hipertextos, es decir con una estructura no lineal.

8. Libros inteligentes: incorporan técnicas de inteligencia artificial (sistemas expertos o redes neuronales) para proporcionar al lector servicios avanzados, como la capacidad de adaptarse dinámicamente al interaccionar con él.

9. Libros telemáticos: Requiere el uso de facilidades de las telecomunicaciones para proveer características especiales como la participación del mismo en teleconferencias, el envío de correos electrónicos, y acceso remoto a recursos como a las bibliotecas digitales.

10. Libros ciberespaciales: ofrecen facilidades de realidad virtual.

Como se puede observar no sólo existen los “textuales”, así que sería bueno empezar a trabajar en proyectos editoriales que vayan más allá de la simple digitalización de impresos. Considero que es un campo con mucho por descubrir y experimentar. Así que invito a colegas del sector editorial a empezar a pensar, en cómo utilizar el medio “libro electrónico” y la tecnología, a favor de nuevas formas de escritura y de lectura. Probablemente este sea un camino para aumentar la pasión por la lectura en niños y jóvenes que nacieron en la era digital.

Me gustaría recibir opiniones y compartir con los lectores de este blog sus pensamientos. Esperaré ansiosa por ellos.

*********

Díaz , P.; Catenazzi N. y Aedo I. (1996), De la multimedia a la hipermedia. México, Alfaomega.

Malagón M. y Frías Y. (1997), El libro electrónico: el caso de tecnologías de información y las comunicaciones aplicadas a la educación, [en línea], disponible en: http://www.monografias.com/trabajos31/libro-multimedial/libro-multimedial.shtml, recuperado: 27 de agosto de 2006.



Cibercultura: la sociedad del ciberespacio (parte IV)

Continuando con ejemplos, pero esta vez enfocándose en un sector industrial que también ha sufrido cambios debido a las nuevas tecnologías, se encuentra el editorial. En este momento con la inclusión del computador como herramienta fundamental en la elaboración de cualquier publicación impresa (libro, revista, catálogo, etc.), se ha ampliado por ejemplo el significado clásico del libro: “1. m. Conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen.” (Real Academia Española, 2001,http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LE%20MA=libro). Ahora incluyéndose a esta acepción la característica de que puede ser de carácter electrónico.

Es evidente que el papel del editor ha sido afectado por la revolución digital, hoy por hoy, no sólo debe preocuparse por construir criterios para evaluar si una obra vale la pena ser publicada o no, impacientarse por la financiación de la misma, conocer el proceso de impresión, sino que además debe inquietarse por el universo que se abre con la inclusión de la tecnología en su área de trabajo: páginas web que ofrecen el servicio de impresión por demanda (por ejemplo www.lulu.com), libros electrónicos que no son los impresos digitalizados, sino hipermedia (libros que contienen hipertexto y multimedia), entre otros.

Partiendo de ese panorama vale la pena igualmente mencionar, aunque parezca evidente, que el formato de presentación de la obra también cambia, pasa de las hojas de papel a un soporte material capaz de contener bits, como lo son los CD’s o DVD’s. Con el cambio de soporte se generan nuevas formas de lectura y escritura, por ejemplo, un libro impreso convencional se lee pasando en orden las hojas o teniendo en cuenta el índice que muestra las distintas partes del texto; mientras que en un libro electrónico hipermedia se propone una lectura y escritura no lineal, que adicionalmente puede ser cambiada por el lector, ya que tiene la capacidad de interactuar con éste; sin olvidar que además del texto posee audio, video, imágenes, entre otras formas de interacción.

 

Lulu.com

 

Antes de pasar a un caso real de editores de libros impresos, que empezaron a hacer sus publicaciones digitales, es interesante explicar en qué cosiste la impresión por demanda. Para esto se recurrirá a la ya mencionada página www.lulu.com; ésta consiste en hacer auto publicaciones de una obra (libros de pasta dura, libros de pasta blanda, álbumes de fotos, calendarios, imágenes, disertaciones, descargas de música, descargas de archivos, folletos, e-books, CD’s y DVD’s) de forma gratuita. Lo llamativo está en que se puede realizar de forma fácil y rápida; el proceso consiste en realizar por ejemplo un archivo PDF (en caso de obras impresas), subirla a la lulu.com y poder tenerla bajo cuatro estados: 1. Borrador, es cuando la obra está en proceso de creación y publicación, se puede eliminar, modificar el precio, el tipo de papel, el copyright, etc. 2. Disponible al público, la obra está publicada y a la venta, puede ser comprada por cualquier persona. 3. Disponible sólo para mí, el trabajo está publicado, pero únicamente puede ser comprado por el autor. Y 4. Retirado, la obra ya no está a la venta, pero sigue en los servidores de Lulu.

En cuanto a las ganancias de publicar y tener el servicio de impresión por demanda, se puede decir que son mayores con respecto a cuando se hace a través de una editorial convencional. Siguiendo con el ejemplo de Lulu, si el autor decide ganar $4 USD, Lulu se gana el 25% de ese valor, que termina siendo $1 USD. Lo que significa que las ganancias del libro son de $5 USD, en el que el 80% es del autor y el 20% restante corresponde a Lulu.

Otras ventajas de la impresión por demanda son que no se necesita de un pedido inicial de la obra, ni costos iníciales, como tampoco excesos de inventario; ya que el producto se imprime cuando una persona lo compra. Es así como funciona la impresión por demanda, el autor o editor digital no necesita pagar por nada del proceso, el comprador es quien asume los costos de la elaboración de la obra (materiales, mano de obra y publicación) y las ganancias (autor y Lulu).

Con respecto a los derechos de autor, la publicidad y distribución de la obra, se tiene que Lulu ofrece tres clases de licencias:

1. Licencia Copyright Estándar: Se aplicarán a tu trabajo todos los derechos contemplados en la ley del copyright. 2. Creative Commons Attribution-Difusión no Comercial 2.0: La gente podrá copiar, alterar y distribuir tu trabajo mientras tú aparezcas reflejado en los créditos y la licencia esté adjunta a la copia. Y 3. Licencia de documentación libre GNU: Esta licencia es parecida en general a la anterior, pero los trabajos que operen bajo esta licencia pueden estar enfocados a propósitos comerciales. (Lulu.com, 2002, http://www.lulu.com/help/index.php?fSymbol=pricing_faq&fLangCode=ES)

Como es sabido, al ser creada una obra automáticamente se encuentra protegida por el sistema copyright, que dura mientras viva el autor más 70 años. Es decir, después de cumplir ese tiempo pasa a ser de dominio público: como cualquier persona puede publicarla, ésta pierde interés comercial. Otro aspecto negativo para la obra es que no puede ser modificada sin permiso del autor, lo que impide que pueda ser innovada fácilmente, ya que son muchos los nombres que se pierden al morir el creador. Por tal razón, es que en la actualidad la licencia más recomendada es “Creative Commons Attribution-Difusión no Comercial 2.0”, que permite a la vez de preservar los derechos de autor, otorgar a otras personas la posibilidad de copia y distribución de la obra, siempre y cuando aparezca el nombre del autor y la licencia.

Puede parecer que con esta licencia se esté dando la opción de piratear la obra, pero hay que tener en cuenta que hoy en día cualquier clase de producto puede ser copiado, ¡pero ojo! no con la misma calidad del original; así que permitiendo que otros puedan copiar y distribuir la obra, se hace publicidad gratuita de la misma y es muy probable que esas otras personas opten por adquirir la obra original. Hay que recordar que lo primordial de una obra es que sea conocida por una mayor cantidad de personas, así que la mejor opción que existe en la actualidad son las licencias Creative Commons (http://creativecommons.org/).




Follow

Get every new post delivered to your Inbox.