Libros electronicos


Industria editorial en proceso de cambio

Como ya se ha mencionado, la industria editorial se ha visto transformada debido a las nuevas tecnologías de la información. Entre sus resultados están: el libro electrónico, la digitalización de impresos y la impresión por demanda.

Las herramientas previamente mencionadas han afectado no sólo el formato en el que se presentan las publicaciones, sino que están haciendo cambiar las relaciones existentes entre autor-lector y autor-editor. En la actualidad el autor está en la capacidad de escribir un libro en una narrativa no lineal, o hipertextual. Y cuando se habla de hipertextual no se refiere únicamente a hacer citas que le indiquen al lector textos por fuera del libro o saltos en el mismo, sino que ahora tiene la posibilidad de crear un libro en formato electrónico: puede construir una obra con un mayor número de elementos, por ejemplo, animación, video, audio, interactividad, entre otros; incluyendo los vínculos (links), hacia otras obras, a las que el lector puede acceder de inmediato.

Así que la relación autor-lector cambia en la medida en que, por un lado, el autor de la obra ya no es el único que escribe, sino que el lector está en la capacidad de colaborar en la construcción de la historia. Además cuenta con la libertad de recorrer el libro electrónico como desee, interactuando con él, no solamente tocándolo y oliéndolo como ocurre con el libro impreso, sino que puede trazar sus propios caminos de lectura.

Otro punto interesante, es que mientras un libro impreso es cerrado (no permite ser actualizado de forma rápida, ni fácil, después de ser publicado); el libro electrónico, por el contrario, es abierto, va creciendo inmediatamente a medida que es leído por miles de personas, ya que es posible incluir las anotaciones que realice tanto el autor inicial, como los lectores-autores posteriores.

Sin embargo, esto no quiere decir que el libro electrónico sea mejor que el impreso, lo que hay que tener claro es que cada medio va a ser el mejor para cierta clase de productos. Así que antes de empezar un proyecto, debe tenerse claridad sobre lo que se quiere hacer con él, para de esa forma decidir cual es el formato adecuado para publicarlo.

La relación autor-editor también está cambiando, tanto que en algunos casos ha desaparecido. Con el servicio de impresión por demanda es cada vez es más común ver autores sacar su propio libro, incluso aquellos que fueron previamente rechazados por editoriales.

Los autores que recurren al servicio de impresión por demanda son personas que escriben sus obras e incluso en algunos casos diagraman e ilustran sus libros; los suben a la página web de una empresa como Lulu (ofrece impresión por demanda), donde escogen el papel, el tamaño, etc.; y además pueden elegir si van a ser ellos los encargados de conseguir el ISBN o va a ser la empresa que ofrece el servicio.

Otro punto importante que permite el servicio de impresión por demanda es aumentar los puntos de venta del producto: se puede vender la obra a través de la página web de la empresa (por ejemplo Lulu), o se puede extender a otras tiendas en línea (como es el caso de Amazon), o incluso, venderse en librerías y puntos tradicionales de venta de libros.

Con respecto a lo anterior, aparece nuevamente la reflexión en torno a los contenidos de las publicaciones que carecen de editor. Con la impresión por demanda es clara la aparición de obras de baja calidad, aunque no se puede afirmar que todas sean malas. Lo mismo ocurre con las publicaciones de obras impresas que cuentan con un comité editorial: no se puede garantizar que su contenido sea de alta calidad.

Un punto final es el que está ocurriendo con las librerías y proyectos modernos, en los que la digitalización de impresos, ha permitido que gran cantidad de obras tanto de dominio público como las que no lo son, aumenten el número de lectores. Entre las que se encuentran empresas con motivos económicos y otras sin ánimo de lucro que buscan alfabetizar y ofrecer libros a personas de bajos recursos.

Hoy por hoy, es común ver grandes librerías con impresoras en sus instalaciones. Las utilizan para imprimir las obras que el lector desee comprar, de esa forma evitan tener bodegas llenas de libros, sin tener la certeza de que van a ser comprados.

En definitiva la industria editorial está cambiando, ya los editores no deben preocuparse únicamente por liderar proyectos impresos, sino que deben empezar a extender su horizonte pensando en publicaciones electrónicas. Sin dejar de lado la preocupación del hombre moderno ante las alteraciones por parte de la revolución digital. Así que tendrá que ayudar al hombre a cambiar su mentalidad, hasta hacer que comprenda la lectura y escritura no lineal.



Impresión por demanda o Print On Demand (POD)

La impresión por demanda es un negocio que se populariza cada vez más. Actualmente son varias las empresas que ofrecen el servicio (entre las más conocidas, lulu, CreateSpace, Publidisa, Barnes&Nobble), que le permiten al autor ser el editor de su propio libro.

Es un proceso que está afectando la industria editorial y la forma como se imprimen los libros. A pesar de no cambiar de soporte, porque sigue haciéndose sobre papel, sí cambia el proceso editorial: no se requiere de la aprobación de un editor, ya que el autor es quien decide; la editorial tampoco se hace necesaria, el autor con ayuda de la empresa que ofrece el servicio de impresión por demanda, están en la capacidad de publicar un libro sin ningún problema; en cuanto a la cantidad de libros a imprimir, ya no se requiere de una tirada de un gran número de ejemplares, sino que por el contrario se pude imprimir sólo uno; la comercialización mejora, ya que el autor puede elegir si además de vender el libro a través de páginas en internet, quiere hacerlo en librerías tradicionales; por otro lado, están las ganancias, cuando se realiza la impresión de un libro a través de este servicio (impresión por demanda), el autor gana mucho más (80%) a comparación del proceso a través de una editorial tradicional.

Otras ventajas de la impresión por demanda son: no se necesita de un pedido inicial de la obra, ni costos iníciales, como tampoco se generan excesos de inventario; ya que el producto se imprime cuando una persona lo compra. Es así como funciona la impresión por demanda, el autor o editor digital no necesita pagar por nada del proceso, el comprador es quien asume los costos de la elaboración de la obra (materiales, mano de obra y publicación) y las ganancias corresponden al autor y a lulu.

Las características ya mencionadas, hacen pensar y reflexionar sobre el futuro de los libros. Con la impresión por demanda como ya se dijo, el editor empieza a desaparecer, entonces ¿será que aparecerán más libros de baja calidad en el mundo?, o ¿simplemente los lectores serán más libres a la hora de decidir qué compran y leen?

A continuación, una pequeña descripción de las empresas más importantes que ofrecen el servicio de impresión por demanda:

Lulu.com:

 

Lulu.com

screenshot-16_10_2007-8_15_54bien.jpg

Es la compañía más importante en el negocio de impresión por demanda. Ofrece servicios para publicaciones: libros de pasta dura, libros de pasta blanda, álbumes de fotos, calendarios, imágenes, disertaciones, descargas de música, descargas de archivos, folletos, e-books, CD’s y DVD’s de forma gratuita; es decir, el autor crea una cuenta en lulu.com y puede subir su obra gratis a la página, vale recordar que lulu.com cobra es por la impresión del libro.

Las ganancias del autor utilizando los servicios de lulu.com, por ejemplo, para publicar un libro impreso son: si el autor decide ganar $4 USD, lulu.com se gana el 25% de ese valor, que termina siendo $1 USD. Lo que significa que las ganancias del libro son de $5 USD, en el que el 80% es del autor y el 20% restante corresponde a Lulu.

 

CreateSpace:


CreateSpace

CreateSpace hace parte de la empresa Amazon, los servicios que ofrece son: impresión de libros, DVD, CD’s de audio, audiobooks, descarga de videos, HD DVD y próximamente Blu-ray disc, artes, digitalización, entre otros. Las obras son ofrecidas en la tienda de Amazon, lo que hace que las obras tengan una mejor salida y posibilidad de compra.

 

Publidisa:

Publidisa

Publidisa, Publicaciones Digitales S.A., es una empresa española creada en el 2000 que ofrece servicios especializados para la industria editorial. Como lo son el envió de libros, revistas y documentación en formato PDF; producción digital e impresa a demanda a través de distribuidores, librerías, suscriptores y clientes, en puntos indicados; creación de ebooks protegidos, para comercio electrónico en internet y comercio electrónico a través de librerías.

Además es propietaria de Todoebook (www.todoebook.com), en la que cualquier editor está en la capacidad de subir sus publicaciones hechas libros electrónicos, para ser compradas por internet.

 

Barnes&Noble:

Barnes&Noble

En febrero de 2000 Barnes&Noble Inc anunció que IBM lo proveería de la tecnología necesaria para ofrecer el servicio de impresión por demanda en cada uno de sus centros de distribución. Lo que le permitiría estar en la capacidad de imprimir en la librería el libro que el lector solicitara, evitando tener bodegas con libros sin tener la seguridad de que serían comprados.

Blurb:

Blurb

Blurb es otra página que ofrece impresión por demanda, pero el servicio que ofrece va dirigido más a cualquier persona que desee hacer un libro para regalarlo, más no para venderlo a través de la página web de blurb y obtener ganancias.

Dentro del mercado latinoamericano, sólo están Argentina y Brazil, así que habrá que esperar que amplien sus fronteras, para pensar en publicar un libro y que se reciba en un país como Colombia.



Digitalización de impresos y nuevos proyectos

 

Con la idea de “representación del texto”,

vemos de inmediato una forma de texto que

cambia en su estructura y en su disposición.

(Chartier, 1999, p. 211)

 

Durante el recorrido de este blog se ha mencionado el tema de la digitalización de impresos, en especial la de los libros de papel. Proceso que creó el “libro electrónico”, refiriéndose al libro impreso convertido a bits, razón por la cual hoy en día aún es difícil pensar en un libro electrónico, que no sea expresamente la digitalización de un libro impreso.

 

Con la digitalización se generan grandes ventajas para los textos escritos sobre papel:

 

        La primera es que puede escribirse en el texto: antes, con el libro impreso, era posible escribir en los márgenes del texto, en los blancos de la página, una escritura que se insinuaba pero que no modificaba lo que venía de una escritura transformada en composición tipográfica; mientras que ahora, con la representación electrónica del texto, existe la posibilidad de someter el texto recibido a las decisiones propias del lector para cortar, desplazar, cambiar el orden, introducir su propia escritura, etc. Se puede entonces escribir en el texto o reescribirlo. (Chartier, 1999, p. 205)

       “El segundo punto sería lo que yo llamo la posibilidad de escribir en la biblioteca. (…) por biblioteca me refiero al conjunto de los textos acumulados.” (Chartier, 1999, p.205-206)

        El tercer punto es otra transformación fundamental: la posibilidad de la biblioteca universal entendiendo por eso que, si cada uno de los textos escritos o impresos del patrimonio textual es transformado de un texto electrónico, no hay razón por la cual no se pueda proponer una universal disponibilidad del patrimonio textual a través de la transmisión electrónica. (Chartier, 1999, p. 206)

 

Con el paso de los años la digitalización de impresos ha sido más acogida por el sector editorial. Se habla entonces de bibliotecas que empezaron a convertir todos sus ejemplares a formato digital, para subirlos a Internet y ponerlos a disposición de cualquier usuario que los requiriera. Por otro lado, están las editoriales que digitalizan libros impresos publicados con años de anterioridad, para darles una mejor salida; es decir, los pasan a formato digital, los suben a su página web, dejan ver algunas páginas del libro en línea gratis, para invitar al lector a comprar el libro impreso o digital. Aunque también existen editoriales como Simon & Schuster, la inmensa editorial norteamericana, que se ha asociado con el sitio web Gather.com, para explotar las posibilidades de la creación digital.

 

Continuando con el sector editorial, existen librerías que han empezado a digitalizar obras de dominio público, las que ofrecen en su tienda con la posibilidad de ser impresas y encuadernadas de inmediato. Con respecto a este hecho, vale la pena mencionar que posiblemente en un futuro no muy lejano, los compradores llegaran a las librerías a solicitar un libro que contenga fragmentos de varias obras que deseen.

 

La digitalización ha generado nuevas empresas, o ha hecho a otras integrar el proceso dentro de su negocio. A continuación algunos de estos proyectos.

 

 

Nuevos proyectos

 

Google Book Search:

 

Google Book SearchGoogle Búsqueda de libros

 

Google Book Search o Google búsqueda de libros es un proyecto que nace antes que Google. Los fundadores Sergey Brin and Larry Page antes de crear Google, piensan en 1996 en la posibilidad de poder consultar cualquier libro del mundo, incluso acceder a cada palabra contenida en ellos; además de obtener la conexión existente entre ellos. De esa forma es como se crea el proyecto y empieza el proceso de digitalización de obras.

 

Actualmente cuenta con dos proyectos: uno enfocado a editores y autores, que le ofrece la posibilidad de poner sus libros en línea, decidiendo si quieren ofrecer la totalidad del libro en la red, o únicamente un fragmento.

 

El otro proyecto es dedicado a las bibliotecas del mundo que quieran ofrecer sus publicaciones en línea; hasta el momento las bibliotecas que hacen parte del proyecto son: Biblioteca Estatal de Baviera, Comité de Cooperación Institucional (CIC), Biblioteca de la Universidad de Cornell, Universidad de Harvard, Biblioteca de la Universidad de Gante, Biblioteca de la Universidad de Keio, Biblioteca de Cataluña, Biblioteca Pública de Nueva York, Universidad de Oxford, Universidad de Princeton, Universidad de Stanford, Universidad de California, Universidad Complutense de Madrid, Biblioteca Universitaria de Lausana, Universidad de Michigan, Universidad de Texas en Austin, Universidad de Virginia y la Universidad de Wisconsin – Madison.

 

Cada libro digitalizado y puesto en la red, cuenta con un link a la página de la organización de origen, es decir, autor, editorial o biblioteca; información acerca del libro, lugares donde los puede comprar; buscador dentro del libro; y comentarios del libro.

 

Google Book Search es un proyecto gigantesco que si continúa creciendo de la forma en que lo está haciendo, es probable que llegue a contener la mayoría de los libros escritos en el mundo.Adicionando a esto que publicarán los libros para diferentes formatos: computadores, celulares, iPhone, dispositivos lectores de libros electrónicos, Internet tablets y para los futuros soportes.

 

 

Springer:

 

Springer

Springer Science+Business Media anunció el 1 de marzo de 2007 que más de 29.000 títulos de Springer ya hacían parte de Google Book Search. Reportó que hubo un incremento en el interés por títulos antiguos.

 

El vicepresidente de ventas Paul Manning manifestó que al principio les preocupaba poner sus libros en línea, pensando que la gente los leía y luego se salía, sin comprarlos; pero sean dado cuenta que las ventas por el contrario han incrementado.

 

 

Internet Archive Bookmobile

 

Internet Bookmobile

Internet Bookmobile photos

 

Internet Archive Bookmobile es un proyecto que hace parte de Internet Archive (organización sin ánimo de lucro que busca poner a disposición de la población menos favorecida libros de dominio público).

El proyecto consiste en llevar a lugares de Norte América libros de dominio público dentro de una camioneta, pero no es que en la vehículo vayan los libros impresos, sino que por el contrario cargan con impresoras, máquinas para encuadernar y dispositivos para conectarse a internet y descargar los libros. Estas herramientas les permiten imprimir, ensamblar y encuadernar el libro en frente de la persona que lo solicite, en muy corto tiempo y por un valor entre $1 y $2 dólares USD.

 

 

Mobile Libries:

 

Mobile Libries

 

screenshot-06_01_2008-15_07_31.jpg

screenshot-06_01_2008-15_08_15.jpg

screenshot-06_01_2008-15_09_12.jpg

 

Es un sitio disponible para las bibliotecas móviles de Australia. Es un proyecto parecido a Internet Archive Bookmobile, pero que recorre el territorio Australiano.

 

 

Un millón de pingüinos:

 

amillionpenguin.com

 

Un millón de pingüinos o amillionpenguins.com es una propuesta hecha por la editorial Penguin, que consiste en la creación de una novela anónima: busca escribir una novela en colaboración que carezca de autor y de derechos, en la que cualquier persona pueda escribir.

 

 

Amazon:

Amazon logo

Para nadie es desconocido que Amazon es la tienda virtual más grande que existe. Tampoco que desde hace unos años ha empezado a digitalizar libros y a poner la totalidad o fragmentos de éstos, para invitar al lector a que compre el libro. Y como ya se ha mencionado en posts anteriores, Amazon el año pasado sacó el lector de libros electrónicos Kindle, una razón más que hace pensar que están metidos de lleno en el comercio de los libros electrónicos.

 

 

My Rocket Book:

 

screenshot-06_01_2008-15_39_42.jpgscreenshot-06_01_2008-15_41_14bien.jpg

 

My Rocket Book.com es un proyecto innovador que muestra videos con guías de estudios que ofrece resúmenes y análisis detallados de cómo funciona la literatura. Cuando se ingresa a la página se encuentran libros de literatura clásica, cada uno con su video correspondiente, que consta de una persona narrando el libro y a su derecha ilustraciones acompañando la narración. Por otro lado, están los resúmenes por capítulos; un quiz o test, que ayuda a evaluar al lector; un análisis del libro; cuenta además con el archivo de audio y en pdf del guión de la narración; y por último, con wiki, en el cual los lectores pueden dejar sus comentarios.